Craft Beer Love, una película de amor con la cerveza artesana como elemento conductor (es la vida misma).

Las cervezas artesanas ya tienen su primera película en nuestro país, gracias a Vicente “Cenzo” de Haro, director del proyecto, que ha capitaneado la puesta en marcha de “Craft Beer Love – La Película”

He hablado con él, para que nos cuente todo lo que ha supuesto este proyecto y como han conseguido culminarlo con éxito.

Craft Beer Love – La Película

¿Cómo surgió la idea de hacer un mediometraje donde la cerveza artesana sea parte protagonista?

La idea surgió para la cuarta edición de la Domus Week, evento que yo organizaba. Pretendía transmitir la idea de que Toledo, durante esa semana, era una celebración del mundo de las artesanas, un punto de encuentro internacional y un espacio donde el sector no sólo debía de estar acotado a la cerveza sino a actividades transversales, sobre todo culturales, que partan de la filosofía craft.

Llevando esas actividades a los bares como centro protagonista de consumo, se me ocurrió la idea de un Toledo rodeado de mar donde los bares fueran los puertos y los amores, siguiendo los versos de Neruda, las cervezas.

En seguida me vino la imagen de un barco amarrando en Toledo y un marinero buscando a su toledana. En pocas semanas me puse en marcha y aproveché la fiesta de la cerveza para rodar las primeras escenas.

¿Cuál es la sipnosis?

La historia base es la de chico conoce a chica.

El chico (Enrique Cervantes) trabaja en un típico restaurante de playa. Es cocinero por necesidad, marinero por herencia y además poeta; aunque dice que la poesía le viene grande.

La chica (Helena Mocejón) es una toledana que está pasando sus vacaciones en un pueblo con mar.

Enrique tiene un flechazo. Helena es más cauta, acorazada, como su ciudad. Enrique piensa que las ciudades sin mar no tienen ningún interés.

También dice que nunca ha probado una cerveza artesana. A Helena eso no le gusta: “Ya le vale a un chef no saber lo que es una cerveza”, dice.

Helena tiene una idea: que Enrique pruebe las cervezas de su ciudad.

Así empieza una cita que les llevará a conocerse en un romántico y divertido último día de verano. Apenas tienen unas horas hasta que Helena tenga que volver a Toledo; pero en esa noche donde no faltarán los sueños, los fracasos, los deseos, las leyendas, la poesía y las cervezas artesanas, puede pasar de todo. Incluso la posibilidad de que un barco amarre en Toledo.

Craft Beer Love, una película de amor con la cerveza artesana como elemento conductor #hayqueverla 📽💑🍺 #lacervezaesbien Clic para tuitear

¿Qué ha sido lo más difícil del proyecto?

Este tipo de proyectos, que son tan ambiciosos pero pequeños y con un equipo reducido, no están exentos de dificultades.

La principal, al no ser la actividad principal del equipo, los tiempos y plazos de rodaje han sido muy dilatados, teniendo que buscar siempre esos días libres donde todos podíamos coincidir. Y, aun así, hubo sustituciones en el equipo técnico para poder continuar con los planes de rodaje. En total, 14 días de casi dos años de producción.

También hubo un cambio claro de objetivo que afectó directamente a la marcha del proyecto, incluso tuviéndolo que suspender hasta casi la cancelación. El motivo: que la Domus Week dejaba de organizarse. Por lo tanto, no tenía sentido comunicar Toledo como punto de celebración de las artesanas si no iba a existir un evento que lo acreditara.

Fue gracias al equipo técnico y artístico que se decidió continuar adelante. Se decidió potenciar mucho más el carácter cinematográfico del proyecto, no ya en lo promocional, y darle más peso a la historia de amor entre los dos personajes, dejando Toledo como escenario y las cervezas artesanas como elemento conductor, sin que haya una promoción clara de marca o evento.

Estos cambios se tradujeron en nuevas escenas que sustituyeron a otras rodadas y reinterpretación de algunos planos. Y, por mi parte, asumir la totalidad de la financiación del proyecto sin la participación protagonista de empresas del sector.

¿Qué ha sido lo más gratificante?

Sin duda, como en todos los proyectos cinematográficos que he emprendido, ver cómo algo que nace en soledad toma forma por otras personas que le dan vida y lo cuidan y defienden incluso más que uno mismo.

Este proyecto, en concreto, se ha ido abriendo paso casi sin pedir permiso, superando cualquier tipo de barrera y llevándome a cotas que ni yo podía imaginar y, en ocasiones, tirando más el proyecto de mí que yo de él.

En septiembre de 2016, cuando empezó todo, no hubiese imaginado la historia que tenemos ahora, ni que habría una marca propia de cerveza artesana capitaneándolo.

Gustará más o menos, pero desde luego me siento orgulloso de lo que hemos conseguido; y sé que es sólo el principio.

¿Qué apoyo han tenido de la industria cervecera?

Cuando comenté el proyecto a compañeros cerveceros, quedaron entusiasmados. Mi intención inicial era abrir el proyecto a todo el sector de cervezas artesanas nacional, por eso involucré no sólo a Cervezas Domus, desde donde originé la idea, sino también a la Axarca o El Silo de Hortaleza, además de otros tantos compañeros de la AECAI.

Lo que estaba claro es que el protagonista indiscutible era Toledo y sus cervezas, lo que generó ciertas dudas sobre el encaje que tuviesen otras cerveceras de otras provincias en el proyecto. Sin su apoyo, y puedo hablar de Boris de Mesones, Sanfrutos, Sevebrau o Cibeles, sin contar las toledanas Monkey o Speranto, no hubiese podido echar adelante este proyecto en la forma que ha adoptado finalmente.

¿Qué lugares  han sido los elegidos para el rodaje?

Lo que tenía claro es que quería trabajar un Toledo irreal, ficticio, personal, muy diferente a cómo se concibe la ciudad de forma tradicional. Así que, aunque Toledo aparece en el mediometraje, quise llevarlo a mi terreno. Toledo no aparece como la ciudad de los monumentos, sino como un destino donde el realismo mágico está muy presente. Es un estado de ánimo. Pero Toledo es sólo 1/5 parte del mediometraje.

Necesitaba la conexión Sur-Castilla y un Toledo conectado al mar; así que elegí escenarios personales para trabajarlo: Portman, Cabo de Palos y Cartagena, que es donde nací y donde tengo todos mis recuerdos. Como localización más veraniega y cervecera, Frigiliana. Necesitaba el típico pueblo del sur de calles adoquinadas y fachadas blancas. Frigiliana, como Toledo, es ciudad de tres culturas. Tiene cerveza artesana propia y una tienda de cerveza: la Domadora y el León, con decenas de variedades diferentes. No hubo más que decir.

¿Cómo plantean la distribución siendo una película tan innovadora?

Estoy valorando todavía el mercado cinematográfico y la distribución en festivales que pueda tener.

Encaja en la sección de cortometraje pero no todos los festivales programan metrajes tan largos (nos vamos a 30 minutos de película); y el elemento promocional “cerveza artesana” puede disuadirlo de ser considerado 100% como obra de ficción.

Pero este tipo de distribución como obra cinematográfica es extra al principal, que es en eventos propios dirigidos al consumidor de cerveza artesana. En una primera fase convivirán las proyecciones en eventos con las posibles proyecciones en festivales de cine, pasando a Internet en su segunda fase. Se editará un DVD especial con material para coleccionistas cerveceros dentro de esta primera fase.

La película tiene su propia cerveza “Puerto Dulce” ¿Quien la elabora? ¿cómo la van a distribuir?

Puerto Dulce se concibió como la cerveza que acompañe la película en los eventos donde se proyecte, teniendo fecha de caducidad con el último evento que se organice. Lo cierto es que a esto también se le ha dado la vuelta.

Puerto Dulce es la primera cerveza de una marca propia con objetivos y mercado muy definidos. Nace junto a la película pero no está supeditada a la película sino, más bien, al revés.

Puerto Dulce la cerveza artesana que surge de la película Craft Beer Love 📽💑🍺 #cineycerveza #lacervezaesbien Clic para tuitear

Puerto Dulce es una cerveza con afán de permanecer en el mercado y que tiene con Craft Beer Love su herramienta principal de promoción.

Es mi primera cerveza y la primera de otras tantas que iré elaborando, sin prisa y sin timing establecido. Mi deseo es elaborar cervezas especiales, aquéllas que me gustaría beber igual que realizo el cine que me gustaría ver.

Y me gustaría hacerlo con la máxima calidad posible dentro de mis recursos limitados, y que guste al mayor número de personas posible. De momento con Puerto Dulce parece que se ha conseguido. Se agotaron 60 litros en menos de una semana sólo en una cervecería de Toledo, y las críticas que tengo son buenas.

La he elaborado en Cervezas Domus con la ayuda de Fernando Campoy, que es quien ha materializado la receta. La distribución se la he cedido a Central Craft Distribuciones, empresa de la que también formo parte.

¿Nos recomendarías alguna otra película con la cerveza como parte de la historia?

Una de mis referencias personales, más a nivel cinematográfico que como cerveza como parte de la historia, es Blue Velvet de David Lynch. La cerveza aparece casi a un nivel publicitario pero sin desentonar con la trama.

Simplemente los comentarios sobre marcas de cerveza fluyen en las conversaciones como podría hacerlo el partido del mundial o la consulta del doctor. Lo bueno es que el director usa la marca de cerveza como un elemento más para definir las identidades de los personajes: el villano está obsesionado con Patch Blue Ribbon, el protagonista con Heineken y la co-protagonista con Budweiser.

Con Craft Beer Love quise algo así, que la cerveza artesana fuese parte de la historia, como lo es de la vida, pero sin necesidad de estar vendiendo constantemente el producto ni hacer product placement.

Helena es de productos locales mientras que Enrique, chef, no ha probado una artesana en la vida. En mi película, al no estar ligada a ninguna marca ni depender de nadie, tuve esa libertad, añadido a que mi intención no era vender marca sino filosofía de sector. Esto diferencia claramente Craft Beer Love del resto de productos audiovisuales contratados por las industriales y que vemos cada verano en las televisiones nacionales.

Muchas GraciasVicente “Cenzo” de Haro, por compartir todos los entresijos de Craft Beer Love. Le deseo el mayor de los éxitos en el cine y en la cerveza 📽🍺.